10 marzo 2009



2 comentarios:

Carol Bret dijo...

Estos versos me han atrapado y ya no puedo escapar. Ando errante por ese lunes de noche.
Saludos y signos de admiración ;)

Esther dijo...

Siempre me ha gustado esa precipitación en tus versos. Ese irremediable destino de herida. Ese ansia por decir y no decir.