15 febrero 2012


Todo quiere tocarlo, todo quiere morderlo, saber cómo sabe y a qué huele. Todo es nuevo, todo algarabía, garabatos y sorpresa. Corretear, estirarse y no llegar a lo que se quiere tocar, morder, probar, oler. Todo está naciendo, todo está en el aire y la luz azul de los cielos en invierno y es que todo, hasta la casa es el vicio de un curioso y las calles y las ruedas y el papel y las piedras. Todo es tanto que apenas comienza a imaginar y todo es nuevo y luminoso y todo es manso y nada en vano.

No hay comentarios: