30 agosto 2008

QUEMA EL CALDO TRÁGICO


2 comentarios:

Esther dijo...

De nuevo esas aliteraciones que hacen de tus poemas preciosos trabalenguas, preciosos disparates.

JOSE IVAN SUAREZ dijo...

El juego de las sílabas, ser chiquillos por siempre, gracias Esther.